Home

20130618-055316.jpg

Puerto Rico – Plan de hacia donde debemos movernos (Parte 2)

@Solus_Lupus_PR

En ésta serie de columnas no pretendo traer la solución única a los problemas que nos aquejan, sino la visión de un puertorriqueño normal, que no es economista, ni educador, ni nada por el estilo; pero que ve con mucha preocupación lo que le está pasando a su terruño; pero con la valentía de levantar su voz y expresar los que otros no quieren o temen hacer, y que les deja simplemente en retórica de galleta de la fortuna. Les pido que la lean con la mente abierta y la cabeza fria.

Comenzando por los puntos expresados en la primera columna de ésta serie; explicaba que estos cuatro puntos son los que a mi entender necesita Puerto Rico resolver; para salir hacia adelante:

– Eficiencia Gubernamental
– Educación de Excelencia
– Cultura de Trabajo
– Calidad en el Trabajo

Comenzaré a tocar un tema por columna; y arrancaré con el que quizás sea uno de los más controversiales; y que estoy casi seguro que cuando termine, me va a ganar algunos “unfollow”; Eficiencia Gubernamental. ¿Cómo logramos que el ente gubernamental trabaje con eficiencia? Hueso duro de roer.

Comencemos por el principio. El gobierno de Puerto Rico consta de 143 agencias de gobierno. Si no me creen; vayan a el enlace del presupuesto y podrán constatarlo. 143 agencias que se tragan el 75% del presupuesto del país. La primera pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿Para qué tantas agencias? La respuesta es simple y vieja como los comienzo del Estado Libre Asociado. El gobierno al tratar de ayudar a una economía que arrastraba los pies en la década de los 50’s; promueve el paternalismo gubernamental; filosofía que entiende que el gobierno debe ser el mayor patrono de forma tal que esto promueva un repunte económico. Ésta filosofía a traído como consecuencia un empequeñecimiento del sector privado y por ende en una gran paradoja económica, en la cual ahora el gobierno no tiene como mantener su nómina y el sector privado no tiene o no quiere absorber los trabajadores del sector público.

El gobierno en su afán de crear empleos en el gobierno mismo y ante la imposibilidad real de crear puestos de utilidad en el mismo; promovió una burocracia y una duplicidad de funciones y agencias que además de ser oneroso para el gobierno mantener tamaña nómina, hizo oneroso cualquier gestión gubernamental. Y si a esa fórmula le añadimos los sindicatos; la formula y el problema se vuelve más complejos.

Pero a lo que vinimos. ¿Para qué hacen falta las Procuradurías del Ciudadano, del Envejeciente, del Veterano, etc…? Su propósito es que los ciudadanos “representados” reciban de las agencias del gobierno servicios de calidad, eficiencia y rapidez. ¿En serio PR necesita agencias que le digan a otras agencias que deben hacer bien su trabajo y cómo hacerlo? Y para colmo, incluso existe una Oficina de Administración de Procuradurías. Eso es burocracia de lo más obvio y burdo. Y así hay infinidad de ejemplos de varias agencias haciendo lo mismo, o departamentos que se han convertido en agencias y con ello le roban el presupuesto al país. Haciendo un análisis no muy profundo, de las agencias que resultan en tareas similares, duplicadas o que se neutralizan entre sí, y basado en el presupuesto propuesto, encontré que la eliminación o consolidación de las mismas redundaría en al menos $1,462,765,000; eso sin contar que si añadiéramos la eliminación y privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, el ahorro sería de más de $5,000,000,000 anuales. Y si creen que perdí la cabeza al proponer la privatización de estas corporaciones; tomemos por ejemplo, que sucedió al vender la PRTC. El mercado de telefonía mejoró, se expandió y la competencia redundó en abaratamiento de costos. Eso mismo pasaría de privatizarse esas dos agencias. Tomemos también el ejemplo del sistema de Lanchas de Vieques y Culebra. No hicieron más que privatizar parte de los servicios; ¿y qué sucedió? Las filas, el mal servicio y lanchas dañadas han ido desapareciendo. Claro, que estos procesos no se pueden efectuar de la noche a la mañana. Nadie los espera ni pretende. Esto tomará tiempo, pero se determinará un tiempo fijo, del cual los gobiernos entrantes de cambiar el gobernante; deberán respetar y seguir; por el bien del país. Eso no significa que eliminaremos todos los puestos de empleo de estas agencias, sino que evaluaremos que agencias tienen déficit de personal, y los empleados de agencias a eliminarse, se moverán a los puestos y agencias que hagan falta.

Pero la consolidación o eliminación de agencias no es la solución a la eficiencia. Estas deben venir acompañadas de un cambio en la filosofía gerencial. Por décadas los empleados públicos han sido bendecidos por unas gerencias y políticos lenientes y permisivos, que con tal de no escuchar de alguna huelga o paro, son capaces de aprobarles cualquier cosa en los convenios colectivos, a costa de los dineros e impuestos del pueblo. Resultado; salarios risiblemente altos, con responsabilidades reducidas. No me malentiendan, muchos empleados, la mayoría, son excelentes servidores públicos, pero hay una minoría que se hace sentir y que les ha dado mucha mala fama y abusan del sistema. Esas políticas deben cambiar por el bien de Puerto Rico y de la salud fiscal del país. Primero que nada, y hasta que se estabilicen las economías del país; todos los aumentos de sueldo quedarán cancelados. Todos los empleados serán evaluados por sus méritos, y solo recibirán aumento (cuando se reestablezcan estos), los que saquen las mejores evaluaciones. 2 evaluaciones seguidas saliendo deficiente, redundará en planes de corrección, en las cuales si el empleado no demuestra una mejora en su productividad y servicio, será cesanteado. Los enpleados solo podrán ser cesanteados de demostrar por evaluaciones que su trabajo es deficiente y no demuestra deseo de mejora. El ser servidor público es para servir al pueblo no para servirse de él. También se eliminará la política de contrataciones en las agencias. Si existen los empleados en las agencias, no es buena práctica contratar externos. De ésta manera se evitará la contratación política. Se crearán salarios topes en las agencias. Ningún empleado podrá tener salarios superiores a los jefes de agencias. Además se deberá establecer un tope en el salario de todos los jefes de agencias. Los ahorros por estas medidas, se añadirán a las que se efectuaran por consolidaciones de agencias.

Como dije al principio, es posible que estas medidas me resten seguidores; pero tenemos que tomar medidas para aumentar la eficiencia en las agencias, y por ende mejorar los servicios que se le ofrecen a los contribuyentes. Los contribuyentes nos merecemos un buen gobierno, buenos servicios, y economías saludables. Quizás estas medidas no sean las escogidas por economistas, o por políticos en general, pero a mi entender, redundarían en mejoras, que aunque puedan ser lentas y deban implementarse de poco a poco, son necesarias por el bien del país, actual, y el que le quedamos dejar a nuestros hijos y nietos.

@Solus_Lupus_PR

One thought on “Puerto Rico – Plan de hacia donde debemos movernos (Parte 2)

  1. Pingback: Plan de hacia donde debemos movernos | Estado51PRUSA.com — PR sin USA, No es PR; USA sin PR, No es USA.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s