Home

The Walking CoVid-19

Twitter: @SolusLupusNews

28 de marzo de 2020

Vengo de una generación que vivió el temor de la Guerra Fría, en el que el enemigo a la vuelta de la esquina eran los rusos. Viví en una epoca donde se hablaba del Programa de Defensa Star Wars, que nos protegería de un ataque balístico nuclear. Soy de una generación que vió con esperanza la caida del Muro de Berlín y el fin de la Guerra Fria.

Soy de una generación que vió como a falta de un terror mundial palpable como lo fue la Guerra Fría, vimos como el cine creaba catastrofes que nos infundieran miedo. Peliculas como Volcano, Deep Impact, Outbreak, Independence Day, Red Dawn, The Thing, entre muchas otras, nos crearon cosas a las que la humanidad le tuviese miedo. Ya fueran cataclismos, víruses, meteoritos, alienígenas invasores o los enemigos del pasado, el cine seguía creando cosas a las que temerle. Esa necesidad humana a temerle a algo, a crear nuestros propios enemigos, se reflejaban en el cine y en la televisión. Si bien el cine y la cultura popular nos creaban estos escenarios de miedo, no es menos cierto que como humanidad nos insensibilizabamos a esos miedos. A veces estas películas resultaban en aventuras heroicas a lo Armageddon, Twister o Independence Day, no es menos cierto que nos inculcaban a muchos un miedo primigenio en lo más profundo de nuestro subconciente.

Con el avance del siglo 21, la televisión acogió esta necesidad de crearnos miedos creando series como The Walking Dead, Jericho, Zoo, The Last Ship o Falling Skies. En otras ocasiones, con el interes de los reality shows, crearon series sobre preppers (personas que se preparan para desastres) como Doomsday Preppers, The Colony, Doomsday Castle, entre otras series. En estas nos presentaban a personas que se preparaban para alguna catástrofe, ya fuese por razones plausibles, en otras ocasiones, por razones que creíamos absurdas.

Mi esposa y yo creamos un fetiche bastante grande por este tipo de series, viendo y analizando lo que estas personas hacian para prepararse para sobrevivir en esos escenarios que creíamos lejanos o hasta imposibles. Incluso nos volvimos un poco preppers, creando un pequeño huerto casero, o almacenando una cantidad mayor de agua o alimentos de lo usual.

Cuando en septiembre del 2017 nos embistió inmesicordemente el huracán María, tanto mi esposa como yo nos creíamos preparados al tener 5 días adicionales de agua y alimentos no perecederos. Cuan lejor de la realidad estabamos, cuando vimos que pasaba la primera semana, la segunda y así varios meses de falta de servicios básicos y los estantes vacios en los supermercados. La crisis del huracán sumada a la incompetencia e insensibilidad del gobierno, nos hizo replantearnos nuestros métodos de preparación.

Con la Navidad del 2019 y comienzos del 2020 con los temblores y terremotto del 7 de enero, vimos que parte de nuestra preparación ante una tragedía, era acertada, cuando la inversión que hicimos en paneles solares y baterías de reserva, hizo que no perdieramos el servicio de electricidad durante las semanas sin sevicio que tuvieron muchos puertorriqueños.

Ahora con esta pandemia del CoVid-19; a la que muchos subestimaron desde el 17 de noviembre cuando surgió el primer caso en Wuhan, China; ha puesto al mundo a temblar y aquí en Puerto Rico igualmente, habemos algunos que estabamos preparados para semanas e incluso meses de comida y suministros. Otros, al igual que en algunas peliculas de desastres, andan irracionalmente en la calle, exponiéndose a ellos y sus familias a contagiarse, desobedeciendo las ordenes del gobierno. Esta pandemia del CoVid-19 a la que muchos solo la visualizabamos en la mente torcida de algún escritor o director de Hollywood, se ha vuelto una realidad, y nuestros temores de un enemigo que nos destruya han resurgido. Vivimos una nueva realidad que nos hará cambiar como seres humanos.

Pero mi gente, como toda tragedia, Hollywoodense o real, la humanidad la encarará y la vencerá. Al final la sobreviviremos. ¿Qué tendremos bajas en el camino? Por supuesto que sí. Pero será cuestión de prepararnos y seguir las instrucciones que se nos dan y usar nuestro sentido común. Por favor no salgan a la calle a menos que sea una emergencia o totalmente necesario, abasténgase de comida para un periodo largo (esto no acabará en un par de semanas), lavense las manos con agua y jabón, pero sobre todo, aislense. Ya habrá momento de salir a pasear, celebrar y chinchorrear. Ahora es momento de cuidarnos a nosotros mismos y a nuestro prójimo. Aprovechen para estar con su familia en su casa, lean un buen libro, vean una película en Netflix, cocinen algo diferente. Seamos ese héroe de las peliculas o series, y no el villano o el idiota que no se cuida de las mismas. Al final, sobreviviremos.

Twitter: @SolusLupusNews

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s