Home

Manos ensangrentadas
Twitter: @Solus_Lupus_PR
Facebook: Solus Lupus News
Tumblr: slnews
Instagram: solus_lupus_pr
Pinterest: solus_lupus_51

ADVERTENCIA: Esto es una columna de opinión, no un concurso de simpatías. Si usted entiende que no tiene la capacidad para leer con la mente abierta la opinión de otras personas sin ofenderse y entrar en cólera con el que escribe; hágase un favor y no continúe leyendo. Su salud mental es más importante para mí. Si por el contrario cree que puede leer otra opinión sin desencajarse y de manera respetuosa, compartir la opinión o incluso de la misma manera respetuosa diferir, siga leyendo. Me encanta crear reacción de manera respetuosa. De las diferencias se alimenta la democracia y del respeto se alimentan los modales.

28 de noviembre de 2016

El sabado pasado entré al Twitter a leer los tweets como acostumbro hacer, y cuando ví el tweet del periodista Rafael Lenin López, no dí crédito a mis ojos. En relación a la noticia de que en la madrugada había salido reportada la muerte de Fidel Castro, el periodista escribió: “Fidel Castro era el último hombre de estado que quedaba vivo, trascendental para la historia universal.” Se me heló la sangre al ver tan desafortunado mensaje publicado en las redes.

Fidel Castro no fue un “hombre de estado”, sino un dictador sanguinario que asesino con sus propias manos y bajo su régimen comunista a más de 8,200 cubanos de manera oficial (Aquí una lista de los asesinados por el régimen de Fidel: http://www.subdivx.com/X12X68X107987X0X0X1X-listas-de-asesinados-por-fidel-castro-para-aquellos-que-no-saben-nada.html). Pero por supuesto que la izquierda puertorriqueña que se ha apoderado de los diferentes grupos que mueven la opinión pública (periodistas, artistas, gremios, sindicatos, abogados, etc…); pretenden venderle a los puertorriqueños una versión romantica de la Revolución Cubana; algo así como David peleando contra el Goliat imperial. Saquémonos las vendas de los ojos y veamos a todo color de que y de quienes estamos hablando. Fidel Castro se llevó a la tumba sus manos ensangrentadas por asesinar civiles, por destruir la economía de su pueblo, por dejar en la miseria y el hambre a un pueblo que pretendía salir de un dictador (Fulgencio Batista) a través de la Revolución Cubana, pero fueron engañados por el que se convirtió en el dictador y verdugo de Cuba.

Pero para ver el legado de Fidel Castro y su obra, hay que mirar hacia atrás y analizar de donde surge tamaño déspota. Pues bien, vamos a darle para atrás en el tiempo. Fidel Alejandro Castro Ruz nació el 13 de agosto de 1926. Su padre se llamaba Ángel Castro y su madre Lina Ruz. Estudió Derecho en la Universidad de La Habana, en donde obtuvo su diploma en 1950. En 1947 con 21 años promovió un movimiento para derrocar al dictador dominicano Rafael Trujillo. Formó parte de la Invasión de Cayo Confites con el objetivo de derrocarlo, pero no lograron su objetivo, debido a que fue interceptado al tratar de alcanzar la costa dominicana por lo cual, se lanza al agua y nada hasta Cayo Saetía para salvar su vida. En 1952 se presentó como candidato del Partido Ortodoxo, pero el golpe de estado de Fulgencio Batista anuló las elecciones. En 1952 denunció a Fulgencio Batista ante un Tribunal de Urgencia, pero fue denegada su denuncia, por lo que entendió que se justificaba la lucha armada. Luego del fracaso del desembarco el 2 de diciembre de 1956 del yate Granma encabezado por el Movimiento 26 de Julio, Fidel, Raul, Che Guevara, Camilo Cienfuegos y unos 800 combatientes más se enfrascan desde Sierra Maestra en una guerra de guerillas contra el ejercito de Batista que contaba unos 70,000 soldados. El 30 de diciembre de 1958 se produce el golpe de estado a Fulgencio Batista y este huye. El 1 de enero de 1959 se proclama el triunfo de la revolución.

Desde febrero de 1959 cuando se convierte en Primer Ministro hasta el 2008 cuando cede la Presidencia de Cuba a su hermano Raul Castro, la carrera política de Fidel Castro ha estado plagada de sangre, lagrimas y hambre del pueblo cubano. Fidel no es el rebelde guerrillero por la patria que muchos quieren venderle al pueblo, ni tampoco la imagen idílica de quien lucha por los derechos de su pueblo. Fidel luchó contra un tirano y luego de vencerlo, se convirtió en eso mismo que luchó. Se convirtió en un déspota, un tirano, un dictador. Fidel no era malo por ser comunista. Fue malo porque a quien se le interpuciera en su ambición de poder, era simplemente eliminado via ejecución. Fidel sumió a Cuba en una miseria y pobreza tal, que Cuba es el país de habla hispana más pobre. Donde se sobrevive en promedio con solo $20 al mes. Un país en donde solo los amigos de Castro y su familia prosperan. Mientras el pueblo vive de la libreta de racionamiento que solo le permite adquirir al mes 5 huevos, 5 lbs de arroz, media libra de aceite, un cuarto de libra de café mezclado con chícharo, media libra de frijoles, un Kg de sal 2 veces al año, 1 caja de fósforos, 1 libra de pollo y 4 lbs de azúcar. Imagínese usted amigo lector vivir solo de esa cantidad de alimento al mes. ¿Se lo puede imaginar? ¿Se visualiza usted no poder comerse un steak, una chuleta, un buen plato de revoltillo por la mañana? Con lo que consume en promedio el boricua, acabaría con esa ración de alimentos en una semana y el cubano tiene que rendirla por todo un mes. Ahora bien, mientras el gobierno cubano de Fidel culpaba al imperio “yanqui” de los problemas económicos del país, lo cierto es que Fidel y Raul dirigían a Cuba a la miseria del socialismo. Todo esto mientras Fidel, su familia y los más allegados del Partido Comunista, vivían los beneficios del capitalismo que tanto criticaban y “atacaban”.

Mientras Fidel y su hermano sumían a Cuba en el fondo de un barril sin fondo, Cuba se encargaba de esparcir el comunismo por todo America Latina, de forma que no respetaban la soberanía de los paises. Desde 1959 comenzó un proceso de invadir Republica Dominicana, Panamá y Nicaragüa. En 1964 en respuesta a la Declaración de Santiago de Chile que estableció una serie de principios y atributos de los sistemas democráticos para los paises del continente americano, Cuba respondió que todos aquellos paises que quisieran intervenir para forzar a Cuba a respetar los derechos humanos, no podían quejarse si ellos promovían a las guerrillas en esos paises en contra de los gobiernos legítimamente elegidos. En 1963 Fidel envió a Jorge Masetti a Argentina para crear y ayudar una guerrilla. En 1967 él mismo envió al Che Guevara a Bolivia a matar bolivianos y levantar “un Vietnam en los Andes”. Allí fue arestado y ejecutado Che Guevara. Entre 1961 y 1974 Fidel se encargó de crear un organismo en Cuba a cargo de entrenar y armar a terroristas de extrema izquierda de todo el continente latinoamericano. En 1975 se creó en Cuba el Departamento América, con el único propósito de fomentar revoluciones y terroristas en toda America Latina.

Ahora bien, con el colapso de la antigua Unión Soviética, antiguo colaborador y socio, Cuba sucumbió a combatir al “imperio” americano, (Fidel era el perro faldero de otro imperio), Cuba cayó en una crisis aún más grande. Ya no le llegaban los $5,000 millones de dólares de la Unión Soviética, perdió su mayor comprador de azucar, de la cual sobrevivía mayormente la agricultura cubana. Perdió el acceso a petróleo barato, por lo cual la isla se vió en la necesidad de mayores recortes en el suministro de electricidad. En 1993 el comercio en Cuba se redujo 80%. Gracias a esos problemas, se creo un malestar entre la población que dio origen a “El Maleconazo” en 1994. Se incrementaron exponencialmente los balseros en endebles embarcaciones huyendo a la Florida en busca de lo que el régimen de Fidel “combatía”, pero que el pueblo cubano de a pie, añoraba.

Pero lo irónico de la “revolución cubana” de Fidel Castro es que mientras él le vendía al pueblo la idea del malvado capitalismo y las “bonanzas” del socialismo; el propio Fidel Castro vivía como millonario y gozando las ventajas de ser el dictador y lider único de la isla. Mientras el pueblo o bien moria de hambre o arriesgaban sus vidas en el mar para escapar de su revolución; Fidel vivía en su isla privada de Cayo Piedra. Allí Fidel poseía una propiedad protegida por misiles tierra-aire, bunker en caso de un ataque, un helipuerto, una piscina cuadi olímpica, un yate de 200 píes de eslora, el Aquarama II. Tambien poseia un delfiniario, un acuario del tamaño de un Sea World. Los gustos por la buena vida de Fidel Castro eran poco conocidos, pero de lo poco que surgía estaban sus cavas de vinos, su gusto por los Rolex, de los cuales hacia alarde con 2 de estos costosos relojes en su mano al mismo tiempo. Contaba con varias granjas de crianza de vacas, en las que se dice que cada familiar tomaba leche de una vaca diferente cada uno. El buceo era parte de sus pasatiempos y los viajes en su yate a las playas de Europa se contaban entre sus excentricos lujos. Se calcula la fortuna amasada por Fidel Castro en unos $852,796,732 de dólares. Mientras sus detractores desaparecían gracias a los fusilamientos o misteriosos envenenamientos, él y su familia se daban vida de magnates. La droga se volvió otro de los grandes negocios del “Comandante”. Junto a las FARC se encargaban de financiar esa y otros grupos terroristas a cambio de hacer negocios en Colombia, Venezuela y otros paises de Sur América con la cocaina. Luego del desplome del bloque soviético, Venezuela bajo el mando de Hugo Chavez pasó a ser el benefactor de petroleo barato. A cambio, Cuba proveía soldados baratos y asesinos para el dictador bolivariano. Con la muerte de Hugo Chavez, Fidel se encarga de poner en el poder a un colombiano a fin a sus posturas y de poca inteligencia al que pudiese controlar: Nicolas Maduro.

En fin amigo lector que Fidel Castro no es el “Hombre de Estado” que Rafael Lenín López trata de hacernos creer. Tampoco es el lider trascendental que quiere vendernos. El problema con reporteros como Lenín (de los cuales hay muchos en Puerto Rico), es que en su visión socialista de la vida, Fidel es un lider valiente que se enfrentó a los Estados Unidos y no se dejó doblegar. La verdad es que Fidel Castro solo fue el perrito faldero con imagen de comandante que la antigua Unión Soviética necesitaba en el patio trasero de los Estados Unidos. Solo fue una marioneta que fue usada por otro imperio (el soviético) para hacerle guerra a Occidente. Su precio, que la Unión Soviética le permitiera el financiamiento necesario para vivir la vida de magnate que quiso. En su camino para ayudar a los soviéticos en difundir el comunismo por latinoamérica, Fidel le vendió la idea al mundo de una revolución que nunca existió. Le vendió esa idea a su pueblo, mientras le quitaba al pueblo, para que él y sus amigos vivieran a cuerpo de rey. Entre los que se contaban en su circulo de amigos, estuvieron Gabriel García Márquez, Maradona, y de aquí en Puerto Rico, Fernando Martín y varios miembros del Partido Independentista Puertorriqueño, además de algunos otros de la Sociedad Civil independentista y uno que otro soberanista del PPD, como Carmen Yulín.

Pero se que entre algunos de los que hayan entrado a mi blog a leer esta columna habrán algunos que solo lo hicieron para criticarla y venir a decir que lo que escribo es solo parte del “discurso yanqui” para desprestigiar la labor de un revolucionario. Estoy seguro que esos que tratarán de criticar lo que aquí escribo, solo saben de Cuba lo que la propaganda comunista y socialista de Cuba permite salir o inventa. La realidad es que reporteros y civiles que se han salido de los hoteles y han visto la verdadera Cuba, han visto la miseria que se vive en la isla. La información que sale de que en Cuba se vive bien, que la educación y la medicina son de punta, es solo el resultado de un cuerpo propagandístico que hace décadas podía mentirle al mundo, pero con el acceso a la tecnología y las redes, ya no pueden mentirnos ni el mensaje propagandístico que el régimen comunista de Cuba quiere que digan los periodistas como Lenin, o los políticos como Carmen Yulín, Luis Vega Ramos, o los miembros del PIP que se codeaban con Fidel, de la misma forma que se han codeado con dictadores como Nicolás Maduro o Daniel Ortega. Lo cierto es que nada de eso que pretenden vendernos de Cuba es cierto. Que en Cuba la dicidencia se silencia. En Cuba la miseria y el hambre hacen que los cubanos prefieran arriesgarse en un mar infestado de tiburones y llegar a empezar de cero en un país extranjero, a tratar de hacerse de la vista larga y seguir permitiendo que los Castro y el Partido Comunista le sigan robando su futuro. Que si las cosas estuviesen tan buenas, todos en América quisieran migrar a Cuba, pero la realidad es que la gente quiere salir, no entrar. Los que entran solo quieren o bien disfrutar con sus amigos Castro, o bien quieren viajar en el tiempo y ver como era la Cuba hace 50 años atrás, porque hoy Cuba se ve y está detenida en el tiempo. No ha adelantado nada y solo se ha estancado o ha retrocedido en el tiempo y en su progreso. En fin amigo lector, que Fidel Castro tiene las manos ensangrentadas y sus bolsillos llenos de plata. “El Comandante” no fue sino una marioneta, pero una marioneta que mantuvo a su pueblo y al mundo engañado, mientras él se daba la buena vida, mientras tiene hasta las rodillas la sangre de su pueblo. Que de hombre de estado tuvo Fidel, lo que Alejandro García Padilla ha tenido de Premio Nobel en Administración, o Rafael Lenín López de Premio Pulitzer. De aquí a muchos meses escucharemos cosas positivas de Fidel por parte de la prensa y de políticos del patio; pero ahora ustedes tienen una idea más clara del verdadero rostro de Fidel Castro. De hombre de estado, nada. De dictador asesino y títere de otro imperio, todo.

Twitter: @Solus_Lupus_PR
Facebook: Solus Lupus News
Tumblr: slnews
Instagram: solus_lupus_pr
Pinterest: solus_lupus_51

One thought on “Manos ensangrentadas

  1. Excelente desglose del CRIMINAL D FIDEL CASTRO. Nunca fue hombre de estado, derroco un gobierno, envovio a los cubanos con la nueva Cuba que iban a tener y fue peor el remedio que la enfermedad.

    Mientras pseudo-oeriodistas como Lenin y otros usan la palabra “estado”, sin querer revisar la historia.

    Que clase d periodistas son los que estan graduando las universidades? No les enseñan a tener etica y educarse abtes d hablar. Pero es d esperarse; Lenin solo lee un teleprompter, no tiene que pensar.

    Ni siquiera con la cantidad d libros e historias d muchos cubanos que sufrieron el regimen see atreven a faltarle el respeto a los que lograron salir y perdieron a su familia o les queda alguien alla.

    Willy Chirino le escribio a Lenin sabroso. No creo que en sus viajes quiera incluir Miami y menos La Pequeña Habana y que no se le ocurra ir a desayunar al Versalles. Creo q no volveria a PR con pantalones largos.

    Pero aun queda el remanente Raul Castro, que aunque se reune con muchos Criminales como el y parece que quiere cambiar. Aja… que coja d bobos a otros. Los crimenes siguen y muchos artistas le estan dando la mano.

    Ay, que pena x Cuba y su futuro!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s