Home

Despenalización o hipocresía

Twitter: @Solus_Lupus_PR

26 de enero de 2015

Este fin de semana trajo a la atención el tema de Jeremy y de como el gobernador Alejandro García Padilla estaba evaluando indultarlo por según él, haber sido encarcelado por fumarse un motito, un pitillo, un cigarrillo de marihuana. Ayer lunes leí con horror, como se concretó el indulto. Muchos han sido los comentarios de defensores de la acción, detractores, el propio gobernador, una abogada valiente, unos representantes PPDs y la oposición PNP. Lo cierto es que hay explicaciones y justificaciones para el indulto, pero el problema es más complejo que los medios de prensa, los políticos e incluso algunos analistas han establecido.

Les diré que previo a escribir estas lineas, tuve una muy interesante conversación con mi esposa, y parte de mi análisis aquí, deriva de esa conversación. Lo primero que me dijo mi esposa es que Puerto Rico vive una hipocresia monumental. Por un lado critican la despenalización de la marihuana, pero por otro el alcohol es legal, es ilegal consumirlo y conducir vehículos de motor, pero en las gasolineras las venden frías para que la gente salga bebiéndolas y guiando y el gobierno no hace nada. Por un lado fumarse un cigarrillo de marihuana afecta el juicio y los reflejos, pero igual el alcohol. El alcohol daña el hígado y el cerebro, y la marihuana igualmente daña el cerebro; pero el alcohol es legal, no así la marihuana.

¿Pero por qué el título de mi columna? Amigo lector, porque Alejandro García Padilla y su gobierno hablan de despenalizar el uso de la marihuana, pero lo hacen con las muelas de atrás. En realidad, si tuviesen ganas de verdad de despenalizarla, se dejarían de llamar sus propuestas con variados nombres. Unas veces le llaman despenalización, otras veces legalización y otras tantas medicalización. El problema con este gobierno es que es reactivo a la opinión pública, ya sea real o fabricada por ciertos medios de prensa. Llevan desde el día uno hablando del tema, y tienen al “niño” símbolo de Miguel Pereira como autor de la medida. El problema del gobernador es que aunque tiene una legislatura de su propio partido en mayoría; son todos una partida de incompetentes que lo único en su mente son las próximas elecciones, no en lo que le conviene a Puerto Rico. ¿Realmente toman este tema por las repercusiones criminales, salubristas, o solo tienen en cuenta el factor económico? Si migo lector, el factor económico, no solo por los impuestos que pudiese devengar el estado al legalizar la droga, si ese fuera el caso, sino el ahorro del Departamento de Corrección, al no tener que invertir los $40,000 plus que se pagan en mantener un ciudadano preso. Y digo esto, porque incluso ayer, el representante Ángel Matos trajo el tema, como si por parte del PPD esa fuera la razón detrás del indulto a Jeremy y la posterior Orden Ejecutiva OE-2015-35.

Yo estoy en contra de la despenalización o legalización de la marihuana, pero entiendo que la forma en que este gobierno toca el tema es hipócrita. El gobernador salió este fin de semana a indultar a Jeremy Ruiz. Un muchacho al que ciertos medios de prensa y el gobierno PPD quieren hacernos ver como una víctima del sistema de educación, que es desertor escolar y que fue preso por fumarse solo un motito de marihuana. La verdad es otra. Jeremy si bien es cierto que es desertor escolar, el día de su arresto tenía una mochila llena de marihuana, le estaba vendiendo droga a unos estudiantes, ya que se encontraba frente a una escuela pública, e incluso le prendió un cigarrillito a un estudiante.

Señores, Jeremy no solo es el chamaquito que mangaron fumándose un motito. Jeremy es un traficante de marihuana, que estaba vendiendo la misma frente a una escuela y que fue grabado en vídeo cometiendo este delito. Pero claro, el gobernador que es un muerto político, que ya no cuenta ni pa’ pool ni pa’ banca, necesita un niño símbolo para justificar su intención de despenalizar la droga y usó a Jeremy para eso, aunque el muchacho no sea el caso que quiere venderle a la gente para justificar su medida de por Orden Ejecutiva, despenalizar el fumar marihuana. El gobernador es un hipócrita, porque no tiene los pantalones largos, para legislarlo, defenderlo y aprobar una ley. No tiene la capacidad de entender que el despenalizar el fumar marihuana no solo implica que las personas no sean arrestadas, sino las implicaciones a nivel laboral y criminal. Si la vas a legalizar o despenalizar, ¿Qué harás a nivel laboral con las pruebas de dopaje? A nivel criminal, ¿Cómo hará el gobierno para controlarla? ¿Cobrarán impuestos? ¿Habrán como en Holanda lugares autorizados par el expendio de la misma? ¿Como controlarán la droga que sea ilegal no reglamentada? ¿Será delito conducir vehículos de motor bajo los efectos de la marihuana al igual que con el alcohol? ¿Cómo harán para medir el porciento de droga en el organismo si alguien choca bajo los efectos de la marihuana? Mi gente, son muchas preguntas; y ni este gobierno ni la prensa parecen querer tocar todos estos puntos, y cualquier otro que se me pueda estar escapando. Pero además, que pasará con todos aquellos casos que ya han sido convictos por uso de marihuana, que hoy están presos y que luego de la Orden Ejecutiva y el indulto a Jeremy, quieran que sus casos sean reconsiderados?

Ayer una muy valiente abogada se paró frente al colegio de los hijos del gobernador con un cartel que leía: “Si yo vendo droga aquí, ¿también me indultan?” Muchos la criticaron e incluso el gobernador furibundo, la emprendió contra ella por alegadamente exponer a sus hijos (los del gobernador) a una protesta. Pero igual que esa buena abogada, yo le pregunto al gobernador: Señor Alejandro García Padilla, si Jeremy hubiese estado vendiendo drogas frente al colegio de sus hijos, o los hijos de cualquiera de los miembros del PPD, ¿usted lo hubiese indultado? Para usted no es lo mismo que los hijos del ciudadano común estén expuestos a individuos como Jeremy, pero que los de usted no. Estoy seguro que si Jeremy siquiera hubiese solo fumado ese motito frente al colegio de sus hijos y no estuviese vendiendo la droga, usted lo hubiese dejado en la cárcel. Pues bien señor gobernador, el pueblo tiene derecho a recriminarle su actitud leniente con los asuntos de seguridad que usted comete contra el pueblo, y tenemos derecho a recriminarle sus politiquerías. El caso de Jeremy es solo la excusa para atragantarnos su deseo de despenalizar la droga a la tragala, por decreto, algo que no tiene usted los pantalones de hacer como Dios manda, por legislación. Gracias a Dios solo nos quedan 11 meses de sus abusos, pataletas y desgobierno. Creame, somos muchos los que esperamos con ansias ese día de noviembre para botarlo a usted.

Twitter: @Solus_Lupus_PR

4 thoughts on “Despenalización o hipocresía

  1. Pingback: Colección de Escritos de Solus Lupus – Con Verdades que No se Publican en la Prensa | Estado51PRUSA.com — PR sin USA, No es PR; USA sin PR, No es USA.

  2. Pingback: De puertas, estrellas, renuncias y despidos – Posted by Solus Lupus News | Estado51PRUSA.com — PR sin USA, No es PR; USA sin PR, No es USA.

  3. Pingback: Lo que quieren meter bajo la alfombra Posted – by Solus Lupus News | Estado51PRUSA.com — PR sin USA, No es PR; USA sin PR, No es USA.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s