Home

20131216-053321.jpg

¿Se acabó el escándalo con la renuncia de Luis Sánchez Betances? ¡No!

Twitter: @Solus_Lupus_PR

En días pasados ha ocurrido en Puerto Rico quizás el escándalo que le hará sombra a esta administración de aquí hasta el 2016 y quizás un poco más. El escándalo de Obstrucción a la Justicia e Influencias Indebidas, del hasta el momento Secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances.

El pasado viernes, y de lo que las redes han reportado, ya que mucha de la prensa colonial han servido para encubrir este caso, el Lcdo. Sánchez Betances en una actividad del cumpleaños de su hijo y su socio, el Lcdo. Sifre, estuvieron festejando, bebiendo y posterior a la actividad, salieron ambos en carros aparte, un policía detiene a Sifre por conducir y hablar por su celular, y es cuando el oficial de la Policía se da cuenta que Sifre está bebido. El Lcdo. Sánchez Betances trató de que la patrulla no detuviera el carro de Sifre, interponiendo su propio carro entre la patrulla y el carro de su socio. El oficial le indica al identificar al Secretario que no intervenga. El Lcdo Sifre se niega a hacerse la prueba de aliento, y es cuando lo arrestan y lo llevan al cuartel. Si hasta el momento esto que ha leído sobre la intervención de Sánchez Betances no le parece escandaloso, peor es lo que ha surgido, que quien lleva guiando el auto de Sifre al cuartel luego de su arresto es el chófer del Secretario de Justicia y detrás de la patrulla va Sánchez Betances. Ya en el cuartel sigue la intervención a favor de Sifre por parte del Secretario de Justicia. Es entonces que ante la negativa de los oficiales de la Policía quienes estaban haciendo su trabajo, que Sánchez Betances procede a hacer unas llamadas telefónicas a favor de que se amapuchara el caso contra Sifre. Todo esto ocurrió el viernes 6 de diciembre de 2013. Las redes explotaron durante ese fin de semana; y no es hasta el lunes y ante el revuelo causado; que a la prensa colonial no le queda de otra que reportar el suceso, claro está y honrando la verdad; algunos pocos medios de prensa también reportaron durante ese fin de semana la noticia, pero la noticia mayormente se movió a través de las redes.

A la misma vez el lunes mismo, el Secretario de Justicia es enviado en un viaje a Costa Rica a una conferencia sobre ética. ¿Pueden creerlo? Luego de que el martes pasado ya la bola de nieve era imparable, es que “decide” Alejandro García Padilla solicitar un informe y “exige” que Sánchez Betances regrese de inmediato a Puerto Rico. Ya para entonces Colberg Toro lo había exonerado sin siquiera tener el informe solicitado e Ingrid Vila lo había tratado de suavizar un poco. La prensa colonial ya había entrevistado a Sánchez Betances en el aeropuerto y es cuando surge lo del “amigo del alma” y la reportera que lo entrevista, lo trata con paños bien tibios; cosa bien diferente que con los funcionarios bajo las administraciones PNPs en los que sin misericordia “no los soltaba hasta ver correr la sangre”.

Llega el Secretario de Justicia de Costa Rica y en el mismo aeropuerto lee un comunicado escrito, no acepta preguntas y la prensa entra en brote. Al día siguiente la prensa trata de sacar unas palabras del gobernador o de Colberg Toro o Ingrid Vila y la única respuesta de Fortaleza es que el gobernador se reuniría con el Secretario de Justicia a las 2pm y que no emitirían comentarios hasta tanto se efectuara la reunión. ¿Y la prensa? Ya bastante molesta por como se les estaba dando de codo, editorializan y solicitan información. ¿Pero qué sucedió? Sánchez Betances presenta su renuncia cerca de la 1pm y Fortaleza hace una conferencia de prensa en donde aceptan la renuncia, califican a Sánchez Betances como “el mejor Secretario de Justicia en década”. ¿¡En serio!? Indican a la prensa que no harán publico el informe y Tuller indica que no presentará el vídeo o vídeos del cuartel; y colorin colorado, según Fortaleza, este asunto se ha acabado. Nada más lejos de la realidad.

Las redes (desde donde se inicio esto) seguimos en nuestra fiscalización, la prensa sigue solicitando los vídeos y el informe. Fortaleza se inventa que la Oficina de Ética tiene el informe y que hasta que no acabe la investigación no los hará públicos. Tuller se inventa una conferencia de prensa en donde supuestamente sale a relucir que en el cuartel las cámaras nunca graban y por eso no pueden entregar los vídeos. Todo muy conveniente para el Secretario Sánchez Betances salga bien parado de este escándalo de marca mayor. Ahora bien, todo este drama o tragicomedia solo nos trae a varias conclusiones:

¿Porqué Fortaleza no presenta el informe sobre Sánchez Betances? ¿Que hizo o dijo en el cuartel de la Policía? ¿Porqué ocultar los vídeos y ahora decir que las cámaras nunca ha grabado? ¿Tuller está confabulado para tapar este revolú? ¿Sánchez Betances lo llamó (a Tuller) para interceder por Sifre? ¿Tuller dió ordenes de que no procesaran a Sifre? ¿Dónde están los oficiales de la Policía que intervinieron con Sifre, que no aparecen o los enviaron de vacaciones? ¿A quienes aparte de Tuller llamó Sánchez Betances? ¿Llamó a Colberg Toro? ¿Llamó a Ingrid Vila? ¿Llamó a Alejandro García Padilla? ¿Es por esa razón que Fortaleza quiere mantener tapado todo, por que todo apunta a corrupción desde Fortaleza? ¿Así se demuestra la transparencia de la que tanto habló Alejandro en su campaña del 2012? Muchas preguntas, y ninguna la está haciendo la prensa colonial (solo las hacen algunos pocos reporteros valientes en ciertos medios), pero para eso estamos nosotros en las redes. Para preguntar y fiscalizar lo que otros no quieren o desean tapar. Este escándalo pica y se extiende y cada vez que Fortaleza mete su mano para tapar o obstaculizar la labor de la prensa y las redes, el escándalo apesta más y más.

Twitter: @Solus_Lupus_PR

One thought on “¿Se acabó el escándalo con la renuncia de Luis Sánchez Betances? ¡No!

  1. Un caso que nació en las redes y buscaron ocultar, no obstante. “hedía en el ambiente” amapucheo, empastelado, pero que va todos los intentos fueron en vano. Que aprender de este caso, hubieran dejado que la cosa tomara su curso y se formulara los cargos correspondientes, y pichón. Pero, dos elementos traicionaron la racionabilidad del ex-funcionario, las grandeza de poder, el licor que adormece los sentidos y exalta las pasiones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s