Home

20130828-054250.jpg

Todos somos el niño de Rincón

Twitter: @Solus_Lupus_PR

Hay veces en las qué desearía sentarme a leer el periódico en la mañana, con mi taza de café, y leer qué Puerto Rico es un lugar agradable para vivir. Lamentablemente ésto no es asi, y sentarme por las mañanas a leer el periódico o ver los telediarios, más qué ser algo agradable; me resulta en un ejercicio de autoflajelación en dónde pongo a prueba toda mi capacidad para la sorpresa, con resultados siempre poco alentadores.

La última de las noticias qué me han conmovido al punto de no solo cerrar el periódico; no solo no querer volver a prender el televisor o escuchar la radio; sino qué me mantuvo despierto de lunes para el martes hasta la madrugada, sino qué el día de ayer (martes), estuve de un humor pesimo; por la frustración y el coraje qué la noticia me provocó. Fué la horrorosa noticia del niño qué fué golpeado y dejado por muerto en un zafacon en Rincón. Si por no eso ya no fuera suficiente para indignar a cualquiera, los miembros de esa prensa qué muchas veces son lenientes a la hora de ponernos en perspectiva los detalles de las situaciones qué aquejan a nuestro pais; han hecho “field day” de la manera más morbosa, al relatarnos como desde el sabado pasado el niño recibió una tunda, todo por alegadamente “portarse mal”. La “pela” fué tal, qué el padrastro le fracturó el brazo. La madre no hace nada y es el lunes cuando alegadamente manda al padrastro a llevar el niño al médico, en el cual alegadamente se tardaron todo el día y cuando regresó el padrastro sin el niño, el padrastro le dice a la madre qué se lo quitó el Departamento de la Familia, y luego una familia lo encuentra tirado en la basura, inconciente, desnudo, con golpes por todo su cuerpo y una herida abierta en la cabeza de unas 2 pulgadas. Si aún está leyendo ésto, y se le llenaron los ojos de lagrimas, las bilis se le subieron por la garganta y la rabia ha hecho qué sus nudillos se pongan blancos; bienvenido al club. Yo aca, frente al teclado estoy qué me tiemblan las manos, no puedo ver bien porque estoy llorando y tengo una rabia por dentro, qué desearia unos 5 minutos, solo en una celda, con ese mal nacido padrastro (la verdad es que pensé otra palabra); para ponerle un par de cosas en perspectiva. Ahora bien, si salvaje es el; peor es la madre del niño qué ante lo que vió el sabado, no defendió a su hijo y ante lo qué el salvaje padrastro le dijo el lunes, se acostó tranquila la noche del lunes hasta qué fué arrestada de madrugada.

¿Qué pais es éste, en dónde se trata de asesinar a un niño y se le tira a la basura? ¿Éste es el pais donde queremos criar a nuestros hijos? ¿Qué hemos hecho como ciudadanos responsables para qué ésto no suceda?

Recuerdo como cuando pequeño, mi padre me contaba como el pais se indignó con el primer asalto a un banco. Como la gente andaba con verguenza ajena. Como fué verguenza nacional por meses. La forma en que la prensa de aquel entonces reportaba con indignación y repulsa como la sociedad estaba en caida libre.

Sin embargo, es ahora cuando hay al menos 900 a 1,000 asesinatos por año y los asaltos a bancos se cuentan en decenas anuales, la tolerancia para con éstos acontecimientos del boricua ha crecido a tal grado, qué los miembros de la prensa lo reportan con hastío y hasta con normalidad. La gente ya no se sobrecoge por noticias como esas. Con el horror del robo, de un asalto, de una violación o el de un asesinato. Gracias a Dios yo aún conservo baja esa tolerancia, y todavía me estremece escuchar las atrocidades qué pasan en nuestra isla.

Ahora bien, de la misma forma, me da panico pensar qué es en éste pais, en éste territorio, en éste pedazo de tierra en medio del Caribe, qué a diario, crío a mis hijos con la esperanza de qué en el futuro sean personas de bien; siempre y cuando el crimen no los toque y no tronche sus vidas; como hace 20 años atras, qué el crimen tocó a mi puerta y luego de 3 puñaladas qué recibí (gracias a que solo contaba con $5 dolares en mi cartera al momento en que me asaltaron), pasé una no muy agradable estadía en el hospital por 8 días; casi queda tronchada mi vida y hoy no estaría escribiendo éstas palabras en la computadora.

¿Pero qué podemos hacer ante ésta ola criminal, ésta falta de valores, éste incremento en la violencia, junto con un decrecimiento en la tolerancia hacia el projimo? ¿En verdad ya estamos tan insensibles, qué éstas cosas no generan en nosotros una reacción de desagrado o repulsa? ¿Qué van a hacer las autoridades ante éstas situaciones?

Ayer cuando llamé a un minuto de silencio y qué elevaramos una oración a la deidad de nuestra preferecia; un bloguero qué no mencionaré, me acusó de tratar de politiquear con el asunto del Niño de Rincon. ¿En serio el piensa qué con mi humilde llamado; trataba de sacarle punta y politizar el asunto? Aparte de reportar la atrocidad de lo qué habia acontecido y de pedir oración por el niño; jamas se me hubiese ocurrido politizar la situación. Este bloguero se comportó como un troll, un bully de la más baja calaña y cuando le explique mis verdaderas motivaciones; me bloqueó. ¿Saben qué? Mejor, porqué una persona así de enferma y poco tolerante no merece ni un segundo del tiempo de nadie.

La situación del niño de Rincon no es un asunto político; sino el vivo ejemplo de lo enferma qué está ésta sociedad en la qué vivimos. El hecho de qué a diario fiscalice al gobierno de turno; e incluso qué haya expresado preferencia hacia una formula de status político; no me inhabilita para expresar mi indignación ante lo qué entiendo es un crimen más qué atroz; es un salvajismo; una llaga en el alma de nuestra sociedad. Una verguenza qué debe ser denunciada; y a la qué no le podemos dar la espalda, por qué nos convertiriamos en complices silentes, meras sombras de humanidad, eco de lo qué una vez fuimos como pueblo, pero qué ahora a muchos les averguenza prácticar: una humanidad sensible ante las injusticias y ante el vivo ejemplo del mal.

No podemos colgar los guantes como pueblo ante la ola criminal que nos aqueja. No podemos seguir insensibles ante las atrosidades qué vemos a diario en las noticias. Tenemos qué hacer algo diferente a lo qué hasta ahora se ha hecho. Éste pueblo ha tenido la oportunidad de hacer cambios a las leyes qué afectan los manejos de los criminales y lamentablemente, llegado el momento; políticos han salido y han hecho qué el pueblo tome desiciones equivocadas y el resultado lo vemos a diario. Los criminales no nos tienen respeto y a diario ellos practican la pena de muerte con nosotros, sin misericordia.

Tenemos que ponernos de pie, dejarnos de chiquitas y tomar el toro por los cuernos. Cuando tengamos la oportunidad; no dejemos que los políticos nos convenzan de nada. Esa decisión sobre el crimen, nos toca a nosotros y haciendo la mismo todo el tiempo, nos ha traido a la terrible realidad que vivimos. Hoy como padre de tres (3) hijos, palidezco ante como vivimos con miedo y encerrandonos en nuestros hogares. Me da miedo pensar que un criminal allá afuera pueda llegar a troncharme la vida a mi o a mi familia. No deberiamos vivir con miedo; y mucho menos dejandole el pais a los criminales, por nuestra inacción. ¡Basta ya de ser tan sumiso como el cordero de nuestro escudo! ¿Qué vamos a hacer ante ésta ola de violencia? Mientras éste pueblo decide, solo pido justicia para ese niño de Rincón. No lo olvidemos, no permitamos qué el gobierno lo use para echar culpas al pasado. No permitamos qué caiga en el olvido. Oremos todos los días por el y su mejoría de salud. Yo sé qué no pasará mucho tiempo, y qué habrán mucho boricuas qué se acercarán para solicitar la adopción de ese niño para darle el amor, qué hasta ahora no ha conocido. ¡Amen!

#TodosSomosElNiñoDeRincon

Twitter: @Solus_Lupus_PR

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s